¿Torsión testicular?

¿Le ha pasado al amigo de un amigo que repentinamente tiene dolor intenso en un testículo sin razón aparente, probablemente acompañado de hinchazón en el escroto y náuseas?

Quizás estemos hablando de torsión testicular. La torsión testicular es una afección de emergencia y que no debe de avergonzarte. Ocurre cuando el cordón espermático, el cual sostiene los testículos en el escroto, gira y se tuerce. Cuando esto ocurre, se interrumpe el riego sanguíneo al testículo y al tejido cercano en el escroto provocando un tremendo dolor agudo e inflamación repentina.

Cuando se produce una torsión testicular es necesario realizar una cirugía de inmediato para salvar el testículo. Si la torsión testicular se prolonga por algunas horas, puede dañar de manera permanente el testículo por lo que se tiene que extirpar. La torsión testicular puede ocurrirles a niños y hombres de cualquier edad, pero es más común entre los 10 y los 25 años.

Causas

Algunos hombres son más propensos a padecer esta afección debido a defectos en el tejido conectivo dentro del escroto. El problema también puede ocurrir después de una lesión al escroto que provoque mucha hinchazón o después del ejercicio pesado. En algunos casos, no hay una causa clara.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor intenso y repentino en un testículo. El dolor puede ocurrir sin una razón clara.
  • Hinchazón en un lado del escroto (hinchazón escrotal).
  • Náuseas o vómitos.
  • Mareo.

Otros síntomas que pueden estar asociados con esta enfermedad son:

  • Tumor en el testículo
  • Sangre en el semen
  • Testículo en una posición más alta de lo normal en el escroto (elevado)

Pruebas y exámenes

Un urólogo especializado tiene que realizar un examen. Este puede mostrar que:

  • Tienes sensibilidad extrema e hinchazón en la zona de los testículos.
  • El testículo en el lado afectado está más alto.

Puede sugerirse una ecografía Doppler del testículo para revisar el flujo sanguíneo. No habrá flujo de sangre a través de la zona si existe una torsión completa. El flujo de sangre se puede reducir si el cordón está en parte retorcido.

Análisis de orina y sangre. Pueden determinar si los síntomas son causados por una infección en lugar de una torsión.

Tratamiento

La mayoría de las veces, se necesita cirugía para corregir el problema y ésta se debe realizar tan pronto como sea posible luego del inicio de los síntomas. Si se lleva a cabo dentro de las 6 primeras horas, se pueden salvar la mayoría de los testículos.

Durante la cirugía, el testículo en el otro lado con frecuencia se asegura en su lugar. Esto se debe a que el testículo que no está afectado está en riesgo de torsión testicular en el futuro.

Expectativas (pronóstico)

Si la afección se detecta a tiempo y se trata de inmediato, el testículo puede seguir funcionando apropiadamente. La torsión puede ser de entre 180 y 720 grados. El grado de torsión afecta la rapidez con la que se daña el testículo. Las probabilidades de que sea necesario extirpar el testículo se incrementan si el flujo de sangre se reduce durante más de 6 horas. Sin embargo, el testículo puede perder su capacidad de funcionamiento si la torsión ha durado menos de 6 horas.

Posibles complicaciones

Si se interrumpe el suministro sanguíneo hacia el testículo por un período de tiempo prolongado, éste puede encogerse y tal vez sea necesario extirparlo quirúrgicamente. El encogimiento del testículo puede ocurrir días o meses después de haberse corregido la torsión. La infección grave del testículo y del escroto también es posible si se restringe el flujo sanguíneo por un período prolongado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consigue atención médica urgente si tienes síntomas de torsión testicular.

Ignorar el dolor por demasiado tiempo o simplemente esperar que desaparezca puede provocar un daño severo al testículo e incluso puede ser necesaria su extirpación.

Si el dolor en el escroto desaparece, de cualquier manera debes realizarte una revisión médica. Una torsión que desaparece hace que seas más propenso a tener otra en el futuro. Los médicos pueden reducir enormemente el riesgo de otra torsión con tan solo realizar un procedimiento quirúrgico simple que fija los testículos al escroto.

Referencias

Ban KM, Easter JS. Selected urologic problems In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 99.

Barthold JS. Abnormalities of the testes and scrotum and their surgical management. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 132.

Elder JS. Disorders and anomalies of the scrotal contents. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW III, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 545.

Wampler SM, Llanes M. Common scrotal and testicular problems. Prim Care. 2010;37:613-626. PMID: 20705202 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20705202.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.